“Esto fue un acto de terrorismo y un acto de odio y, como americanos, estamos unidos en el dolor, la indignación y la determinación para defender a nuestra gente”, afirmó en un mensaje desde la Casa Blanca.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó que el ataque al club nocturno en Orlando, Florida, que dejó como saldo al menos 50 muertos y más de 50 heridos, es un acto de terrorismo y odio y lo consideró como “el tiroteo más letal en la historia de Estados Unidos”.

“Esto fue un acto de terrorismo y un acto de odio y, como americanos, estamos unidos en el dolor, la indignación y la determinación para defender a nuestra gente”, afirmó en un mensaje desde la Casa Blanca.

Obama señaló que el Buró Federal de Investigación (FBI) investiga el tiroteo como un acto de terrorismo y no se escatimarán esfuerzos para determinar si el atacante estaba afiliado con grupos terroristas. “Todavía estamos conociendo los hechos”, señaló.

La declaración de Obama sucedió luego de una reunión con el director del FBI y sus asesores en materia de seguridad nacional.

“El tirador era una persona llena de odio y en los próximos días descubriremos por qué y cómo sucedió esto”, indicó el mandatario.

El presidente estadunidense envió sus condolencias a las víctimas y sus familiares y ordenó también que las banderas ondeen a media asta en la Casa Blanca y todos los edificios federales hasta el anochecer del 16 de junio como señal de respeto por las víctimas.

El supuesto responsable del tiroteo, que portaba un fusil de asalto y una pistola, se atrincheró con rehenes en la discoteca y murió en un enfrentamiento con agentes de las fuerzas del orden.

El presunto autor de la matanza fue identificado como Omar Mateen, un estadounidense de origen afgano, según confirmó el congresista Alan Grayson, que visitó el lugar de la tragedia.

BAR 1

Fuente:  Revista Proceso

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.