La Oficina de la ONU para los Derechos Humanos pidió a gobiernos y a las empresas que gestionan redes sociales aunar medidas para frenar los discursos de odio dirigidos contra etnias, religiones u otros colectivos, con el fin de prevenir crímenes como el ocurrido el pasado 3 de agosto en El Paso, Texas.

“Pedimos a las administradoras de redes sociales y a los gobiernos que trabajen juntos en el desarrollo de legislaciones que tengan en cuenta la base de los derechos humanos con el fin de reducir los riesgos de nuevos crímenes de odio”, destacó en rueda de prensa el portavoz de la oficina Rupert Colville.

El portavoz también mostró la preocupación de la agencia de las Naciones Unidas para los derechos humanos “por el aumento de ataques en Estados Unidos contra sinagogas, mezquitas, o el de un club nocturno de Orlando”.

“Condenamos el racismo, la xenofobia y la intolerancia en todas sus formas, incluyendo el supremacismo blanco, y llamamos a todos los Gobiernos, entre ellos el de Estados Unidos, a que tomen medidas para erradicar la discriminación”, añadió Colville.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.