La unión de dos tripulantes del avión en que viajaba desde la capital chilena a la norteña ciudad de Iquique, fue la primera vez que el Papa Francisco celebró un boda en pleno vuelo.

Paula Podest Ruiz, de 39 años, y Carlos Ciuffardi Elorriga, de 41, le dijeron a Francisco que estaban casados por civil, y aunque tenían planeada su ceremonia religiosa en una iglesia de Santiago, esta no pudo llevarse a cabo porque sufrió graves daños en el terremoto de 2010.

Debido a esto, los tripulantes le pidieron la bendición para su matrimonio. Pero él tenía algo más en mente.

“¿Quieren que los case?”, les preguntó el Sumo Pontífice. “¿Aquí?”, respondieron los cónyuges asombrados.

El papa dijo que sí y realizó una breve ceremonia en la parte delantera del avión.

Ignacio Cueto, presidente del directorio de LATAM Airlines, fue testigo oficial y un documento fue firmado por un obispo chileno a bordo.

“Todo es válido. Todo es oficial”, dijo el portavoz del Vaticano, Greg Burke. “Les mostraremos una imagen del documento más adelante”, agregó.

Fuente: Agencias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.