Andrés Manuel López Obrador usará la misma estrategia para combatir al crimen organizado a nivel nacional que utilizó cuando fue jefe de Gobierno en la Ciudad de México hace 14 años.

En entrevista antes de abordar su vuelo a Tamaulipas, adelantó que el país se dividirá en 265 regiones, en cada región habrá una coordinación con elementos del Ejército, Marina y Policía Federal.

El presidente electo dijo que el número máximo de elementos que tendrá cada coordinación será de 600, dependiendo de los índices de violencia, aunque en más de la mitad se necesitará tener el número máximo de elementos.

“Esto surge de la experiencia. Cuando fui jefe de Gobierno creamos en la Ciudad de México 70 coordinaciones regionales para atender el problema de la inseguridad y de la violencia y en cada coordinación regional trabajaban de manera conjunta, organizada, todas las corporaciones y hay un mando único. Lo mismo que nos funcionó cuando fui jefe de Gobierno, lo vamos a aplicar a nivel nacional”.

Añadió que “en el caso de la Ciudad de México trabajan en forma conjunta, coordinada, los policías judiciales -ahora ministeriales- la policía preventiva de la Ciudad de México, la bancaria, la auxiliar y todos los días tenía yo tenía el reporte de los delitos cometidos en la últimas 24 horas. La misma estrategia la vamos a llevar a cabo a nivel nacional”.

El presidente electo detalló que para decidir cuántos elementos estarán en cada coordinación se clasificará a las entidades, por sus índices delictivos, en bajo, alto y medio, con base en las cifras de homicidios y robo de vehículos.

“Es parte del plan organizarnos en territorio, a partir de tres criterios: coordinaciones, con poca incidencia delictiva -que las hay, no son muchas-, por ejemplo: Yucatán. En esos estados vamos a tener alrededor de 300 elementos por coordinación. Hay estados con regiones difíciles también en cuanto incidencia delictiva, pero no grave, en ese caso van a haber 450 elementos. Y en las coordinaciones donde hay más incidencia delictiva, donde hay más homicidios, donde hay más secuestros, los delitos que más afectan a al población, ahí van a haber 600 elementos”.

Advirtió también que habrá una “limpia” de las policías municipales, pero se hará de manera conjunta con los gobernadores.

“Va a haber una limpia, un proceso de formación, pero eso se va a convenir con los gobiernos estatales. No olvidemos que los estados son libres y soberanos. Hay cosas que no se pueden hacer desde el Ejecutivo federal, hay que convenirlo, hay que acordarlo. Además, en todo lo que se haga se tienen que actuar en el marco de la legalidad y si hace falta, modificar leyes, pues hay que plantearlo al Congreso”.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.