El presidente Enrique Peña Nieto encabezó la ceremonia para recordar a las víctimas de los sismos del 19 de septiembre de 1985 y 2017.

La puerta del Palacio Nacional se abrió a las 7:17 de la mañana, pronto salieron en fila horizontal funcionarios federales y capitalinos con el mandatario al centro.

El jefe de Gobierno capitalino, José Ramón Amieva; los secretarios de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda; de Marina, Vidal Francisco Soberón; de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida; el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente; y el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, caminaron al mismo paso del mandatario.

A las 7:19, misma hora que el sismo de hace 33 años , la monumental bandera del Zócalo quedó a media asta para honrar a las víctimas.

Aquel terremoto de 8.1 grados, como el del año pasado que dejó 369 muertos, fue recordado con un toque del silencio, que la banda de guerra del Ejército Mexicano entonó mientras las miradas de la comitiva se enfocaban en la bandera.

Un minuto duró el estruendo de las trompetas y los tambores que provocaron la pasividad de los pocos transeúntes en la Plaza de la Constitución.

Con el Himno nacional terminó la ceremonia que recordó los desastres de hace 33 años y de apenas hace 12 meses.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.