A pesar de que hoy comenzó la circulación, Miguel Ángel Mancera no termina de aprobarla.

En medio de la disputa entre el gobierno local y federal por el recorte de presupuesto de entre 13 y 17 mil millones de pesos, esta mañana inició operaciones la Autopista Urbana Sur que conecta con la México-Cuernavaca.

Sin embargo el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera no termina de aprobarla.

EL PRIMER PERO, NO ESTÁ CERTIFICADA,  pues espera la documentación del concesionario en el que certifique que el tramo de la Autopista Urbana Sur (Ausur), en Viaducto Tlalpan y su continuación hacia la Autopista México-Cuernavaca, es operativo y seguro en su circulación.

TEME QUE LUEGO SE DESCUBRAN DESPERFECTOS.  “Espero tener firmado con el concesionario que ya está perfectamente operativa, porque si no, lo vamos a abrir y mañana me voy a encontrar con que hay baches, o que a alguien se le reventó la llanta o tuvo algún contratiempo; entonces ¿para qué todo el tiempo que nos hemos esperado?”.

FALTAN DETALLES. Luego de recorrer la nueva Autopista, ha descubierto que falta una rampa de acceso en la parte de abajo.

SIENTE QUE SE INAUGURÓ APRESURADAMENTE SÓLO PARA EL PUENTE. Cree que se inauguró apresuradamente simplemente para que en este puente de muertos pueda servirle a la gente que quiere salir de vacaciones.

QUE QUEDE CLARO QUE ÉL NO ESTÁ DE ACUERDO. “porque todavía están pendiente cosas abajo, todavía están pendiente una rampa de acceso. Eso yo lo he dejado claro en mis intervenciones para que la ciudadanía esté enterada que todavía hay cosas que están pendientes de esta obra”, explicó Miguel Ángel Mancera.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.