La Procuraduría General de la República (PGR) indaga el presunto encubrimiento de 15 curas pederastas tras la denuncia presentada por los ex sacerdotes Alberto Athié y José Barba; esta semana acudieron a ratificar la queja.

Con ello podría llamarse a declarar al Cardenal Norberto Rivera, quien decidirá si acude o no a comparecer.

“El hecho que una autoridad de procuración de justicia llame a un alto jerarca de la Iglesia católica es un gran avance porque este País es uno de los espacios donde hay más impunidad”, afirmó Valentina Peralta Puga, de la Red de Eslabones por los Derechos Humanos, quien ya ratificó su denuncia.

Por su parte, Armando Martínez, abogado personal de Norberto Rivera, aseguró que el Cardenal no está sujeto a alguna indagatoria y que no han recibido notificación formal de la PGR sobre el caso. Precisó que hasta el momento sólo hay una denuncia, la cual derivó en una carpeta de investigación disponible en la dependencia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.