Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex pidió que se convoque a un periodo extraordinario que lleve a tomar acciones inmediatas urgentes con respecto al sistema fiscal nacional, después de que se aprobara en Estados Unidos la reforma tributaria.

Explicó que deben hacerse cambios tales como la deducción total de prestaciones laborales, de las inversiones y de las reservas de pensiones,y eliminar los efectos negativos de la retención definitiva del ISR de 10% por dividendos.

Por otro lado, reclamó que en México “nada se hizo oportunamente en la Secretaría de Hacienda ni en el Congreso para anticiparse”, aún cuando la reforma fiscal estadounidense se discutió desde agosto.

Comentó que es urgente fortalecer la dinámica de crecimiento, impulsar la economía de las regiones rezagadas, elevar la inversión privada, reducir la informalidad y mejorar la calidad de vida de la población.

“El gran desafío, independientemente de la reforma fiscal en Estados Unidos, es generar expectativas de que efectivamente vamos a fortalecer el Estado de Derecho, para garantizar a los inversionistas estabilidad financiera, pertinencia en el gasto público, competitividad fiscal internacional y seguridad jurídica”.

Dijo que es necesario restablecer la deducción plena de prestaciones laborales, autorizando que sea de 100%, porque a la fecha el beneficio fiscal es de 47% o hasta 53%,  restablecer la deducción 100% de las aportaciones para la creación o incremento de reservas de fondo de pensiones o jubilaciones al personal, complementarias a las de ley y eliminar los efectos negativos de la retención definitiva del Impuesto Sobre la Renta de 10% por pago de dividendos a personas físicas, porque los inversionistas deben acreditar esa retención al declarar.

Fuente: Agencias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.