El Gobernador de Florida pidió la renuncia del director del FBI luego de que se revelara que no investigó pistas sobre el autor de masacre en una escuela de aquel estado que dejó como saldo varios muertos y heridos.

El FBI reconoció haber recibido una advertencia sobre la posibilidad de que Nikolas Cruz estaba tramando un hecho violento, pero no estudió el caso.

Según la agencia, la pista debió de haber sido estudiada porque implicaba amenaza a la vida humana. Además, expresó que el 5 de enero, una fuente había revelado que el joven tenía armas, que deseaba realizar una matanza, que tenía un comportamiento errático y había colocado mensajes ofensivos en Internet.

La masacre en la escuela “es una consecuencia trágica” de los fracasos del FBI, dijo Sessions, secretario de Justicia.

Fuente: Agencias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.