El Gobierno de México dio a conocer su Política de Comunicación Social, la cual establece reducir en un 50 por ciento el presupuesto utilizado en administraciones pasadas para difundir mensajes oficiales.

El vocero Jesús Ramírez explicó que con la intención de acercar la información oficial a los ciudadanos de manera transparente, quedará prohibido que un medio de comunicación concentre más del 25 por ciento de la pauta publicitaria de cualquier campaña.

Para cumplir con los objetivos de austeridad, se le solicitó a los seis mil medios registrados ante Hacienda que reduzcan un 10 por ciento sus tarifas.

Los medios públicos serán los más beneficiados, ya que se les dará prioridad para la elaboración y difusión de campañas. También se acabarán los contratos anuales con un solo medio.

Fuente: López-Dóriga Digital

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.