De acuerdo con autoridades del Parque Nacional Arrecifes de Puerto Morelos, el 50 por ciento de los corales que dan estructura al arrecife se encuentran debilitados por esta enfermedad, como consecuencia, no tiene la fuerza suficiente para soportar un huracán y evitar daños en las costas.

María del Carmen García Rivas, directora del Parque, detalló que la protección natural que brindan los arrecifes, además de la ventana anticiclónica, no serán suficientes para soportar la temporada de huracanes.

Explicó que el síndrome blanco avanza con rapidez, mientras que los esfuerzos de preservación del coral son sumamente lentos, a lo que se añade la emergencia por el sargazo y el tratamiento de aguas negras.

Advirtió que la crisis podría provocar un colapso en el medio ambiente.

FUENTE: EXCÉLSIOR.COM.MX

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.