Corea del Norte reabrió la línea telefónica que significa el único canal de comunicación entre el norte y el sur que llevaba dos años cortado, lo cual supone un importante gesto de acercamiento para aliviar la tensión en aquella península.

El anuncio de Pyongyang responde a la voluntad de retomar el diálogo expresado por su líder, Kim Jong-un, en su reciente mensaje de Año Nuevo.

Pyongyang llevaba desde el 2016 sin utilizar estas líneas en protesta por el cierre del complejo industrial intercoreano de Kaesong, que implementó el anterior Ejecutivo surcoreano como castigo por las pruebas de desarrollo armamentístico de su vecino del Norte.

El presidente surcoreano ha tratado desde su llegada al poder el pasado mayo de lograr un acercamiento al régimen a través del diálogo y ha insistido en que Pyongyang participe en los Juegos Olímpicos, ofertas que habían sido ignoradas por el Norte hasta el discurso de Kim del pasado lunes.

Aún así, Kim advirtió a Washington en su mensaje de Año Nuevo de que cuenta con “un botón nuclear” en su escritorio y que el hermético país seguirá adelante con su programa de desarrollo atómico para mantener un elemento que disuada a Estados Unidos de realizar una invasión.

El propio Trump respondió hoy a Kim en la red social Twitter con su habitual tono poco conciliador.

“Kim Jong-un ha dicho que el botón nuclear está siempre en su escritorio. ¿Podría alguien de su hambriento y mermado régimen decirle que yo también tengo un botón, pero que el mío es mucho más grande y más poderoso que el suyo, y que funciona?”, escribió Trump.

Fuente: Agencias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.