El supermercado Walmart de El Paso, Texas, donde en agosto pasado ocurrió una masacre de manos de un joven armado con un fusil, reabrió sus puertas este jueves sin dejar de recordar a las 22 víctimas mortales del tiroteo.

Lu Saldívar, una clienta del propio establecimiento, dijo a EFE que “en realidad tenía la intención de venir porque cuando veníamos a lo de las ofrendas se sentía algo, algún sentimiento”.

“Ahorita que entramos, que entró todo el mundo, pues es pura algarabía, entra uno y te dan la bienvenida. Todo el mundo aplaude y grita y te dicen ‘bienvenido’, te dice ‘gracias por venir’ y entonces eso me hizo sentir bien”, agregó Saldívar.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.