En la madrugada del miércoles el Senado de Estados Unidos aprobó la reforma fiscal republicana después de que la Cámara de Representantes lo hiciera.

La votación final fue de 51 votos a favor y 48 en contra.

El Senado realizó algunos cambios técnicos a la versión que había sido aceptada anteriormente en la Cámara de Representantes por lo que el proyecto de ley será devuelto para una nueva votación, en la cual se espera que vuelva a aprobarse. Asimismo, se espera que el presidente Donald Trump firme el proyecto de ley esta tarde en una ceremonia en la Casa Blanca.

El presidente Trump dijo en Twitter que un “terrible mandato individual (ObamaCare) es revocado”.

Por su parte, el vicepresidente Mike Pence dijo en Twitter que es una victoria “histórica” para el pueblo estadounidense y resaltó que Trump mantuvo su promesa.

El escenario para Trump es que la reforma tributaria impulsará el crecimiento económico, impulsará el mercado bursátil que ya está en alza, revivirá las fábricas abandonadas en el país e indirectamente apoyará su recuperación política.

Se trata de la primera revisión del código fiscal de Estados Unidos desde 1981 en el gobierno de Ronald Reagan, dándole a Trump y a los republicanos del Congreso su victoria legislativa más significativa de 2017.

Fuente: Agencias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.