Revista Círculo Rojo, tuvo el gran honor de recibir en sus oficinas a Rosario Marín, mexicana excepcional que es ejemplo de lucha contra la adversidad, talento y perseverancia en un país difícil para la comunidad latina, como lo es Estados Unidos. Rosario nos cuenta su muy interesante historia de vida, donde combina sufrimiento, esfuerzo, tenacidad, esperanza, y éxito, lo que la llevó a ser nombrada Tesorera de los Estados Unidos por el Presidente George Bush.

Rosario Marín llegó con una gran sonrisa a las instalaciones de Revista Círculo Rojo, algo verdaderamente emocionante ya que no todos los días tenemos la oportunidad de conocer, aprender y convivir con la ex Tesorera de los Estados Unidos. Fue muy gratificante haber conocido en persona a Rosario Marín, quien a pesar de que tenía el tiempo justo, pudo regalarnos una entrevista.

Rosario Marín es sin duda una mujer triunfadora, nacida en México, que llegó a la ciudad de Huntington Park, California cuando tenía 14 años de edad y logró no sólo adaptarse a la vida en Estados Unidos, sino destacar en la vida política de esta nación al ser nombrada Tesorera de los Estados Unidos por el Presidente George Bush en 2001, la primera mujer nacida en México en ocupar el cargo. Es una mujer comprometida con su familia, su trabajo, que brinda apoyo pero sobre todo soluciones a quienes más lo necesitan. La historia de Rosario Marín contradice a quienes, como Donald Trump, siembran en Estados Unidos un discurso de odio y desprecio hacia México y los mexicanos. Rosario también deja sin argumentos a todas las personas que creen en ese discurso, porque albergan en su mente la idea de que el lugar de nacimiento, la clase social, el color de la piel o el género no definen a las personas y lo que pueden lograr.

Para llegar hasta donde Rosario ha llegado, se enfrentó a muchos obstáculos, donde obtuvo algunos valores que recomienda a líderes y futuros líderes hoy en día en cada una de sus conferencias:

  • Siempre haz lo correcto: incluso cuando no sea lo más popular, o cuando nadie te  esté viendo, pues cada acción marca la vida de los líderes.
  • Da lo mejor de ti: es en la calidad de los detalles, en lo insignificante, en las cosas pequeñas donde un líder muestra quién es.
  • Trata a la gente de la forma que tú quieres que te traten: Sin distinción alguna; trata muy bien a jefes, empleados, clientes, colegas, proveedores, etc., y la vida se encargará de recompensarte.

Sin duda, hay mucho que aprender a esta mujer, que pasó de inmigrante a tesorera en unos años. Esto fue lo que Rosario Marín nos platicó en esta amena, pero sobre todo enriquecedor y emotiva entrevista.

Sabemos que ha tenido una larga trayectoria, ha hecho muchas cosas en pro de las mujeres, de los niños discapacitados, de las minorías, de los hispanos…

“Dios me ha dado una infinidad de oportunidades de dar un poquito de lo que sé y de dar un poquito de mi corazón, siempre en pro del menor, del que más lo necesita y en mi caso de las personas inmigrantes como yo, de las mujeres y los mexicanos como yo, pero sobre todo de las mamás que tienen niños con discapacidades.”

“Ha sido un privilegio servir a la comunidad latina, y ciertamente a mi ciudad que es una ciudad de inmigrantes, en el Estado de California, trabajé con dos gobernadores, cambiamos leyes y obviamente trabaje con el Presidente George W. Bush. Pero en cada una de esas posiciones tuve la oportunidad de tener un acercamiento real con México y siempre lo voy a hacer porque esa es mi esencia, soy mexicana.”

Hay migrantes que se van y se olvidan de su país, de sus raíces, de sus orígenes, pero usted nacida en la Ciudad de México y emigrado casi a los 15 años a EEUU es una orgullosa mexicana…

“Me fui a los Estados Unidos a los 14 años, aunque seis meses después regresamos a festejar mis 15 años. ¿Cuántas madres tratan de cumplirle esos deseos, esos sueños a sus hijas? Es ahí donde yo aprendí a ser madre. Esos sacrificios de ver cómo le hacemos para darle lo mejor a nuestros hijos y cumplirles sus sueños.”

Se ha enfrentado a grandes dificultades, empezando por ese cambio tan radical de emigrar a Estados Unidos cuando no hablaba ni una palabra de inglés. ¿Cómo imaginarse que usted acabaría siendo un miembro del gabinete del Presidente de la nación más poderosa del mundo?

“Uno nunca sabe que es lo que te trae la vida. Cuando me fui a los Estados Unidos, yo pensé que era lo peor que me había pasado en mi vida y con el nacimiento de mi hijo Erick con el Síndrome Down, también pensé que era lo peor que me había sucedido, porque tuve que dejar la universidad, tuve que dejar mi empleo, mi carrera en la Banca de los Estados Unidos, vendí mi casa y mi vida se transformó completamente. En esos momentos tan difíciles me sentía la mujer más desdichada del mundo. Dios obra de una forma misteriosa y quién se hubiera imaginado que después iba a ayudar a cambiar las leyes para personas con discapacidades, iba a trabajar, me iban a elegir para un puesto como concejal y después como alcaldesa de la ciudad.”

Huntington Park, la ciudad más poblada de mexicanos fuera de México…

“Sí, tenemos como 99.99% en porcentaje, no en número, pero en porcentaje somos una ciudad netamente mexicana. Los mexicanos llegan ahí y después se van a otras ciudades, pero ahí se sienten acogidos,  protegidos y gracias a Dios, yo todavía sigo viviendo ahí.”

Hablando de esta relación con México, con los latinos, me llama un poco la atención el hecho de que usted sea Republicana y le digo porque normalmente uno identifica las causas de los migrantes, de los desvalidos, las causas sociales con los demócratas, pero usted decidió ser Republicana…

“Desde el momento que me inscribí para un partido político, me registré como Republicana y soy Republicana. Yo no sé, que sea la persona que está en la casa blanca, no tengo la menor idea. Yo creo en el comercio, en la migración, las personas que más han dado apoyo a los inmigrantes fueron Ronald Reagan, un Republicano, Papa Bush que fue un Republicano, el Presidente George W. Bush, etc.”

“Es muy interesante porque la filosofía de nosotros es que cada quien puede hacer lo que pueda hacer y debe de hacer lo que tiene que hacer, pero el que no puede, entonces ahí es cuando el gobierno debe de hacerlo, no más, no menos y la diferencia con los demócratas es que filosóficamente piensan que el gobierno es responsable por todo. En relación con el comercio, nosotros los Republicanos creemos en el comercio, creemos en un intercambio comercial tremendamente, por eso me sorprenden muchísimo las actitudes y las posiciones que tiene el que ahorita está en la Casa Blanca”.

Como Tesorera de los Estados Unidos (2001 al 2003), con el Presidente George W. Bush, debe de haber sido un gran orgullo convertirse en la primera mujer en ocupar ese puesto y la primera mexicana no nacida en Estados Unidos que ocupa una posición similar…

“Fue una gran responsabilidad. Todo honor conlleva una responsabilidad. Estoy convencida de que él no me dio la posición a mí, por ser simplemente yo. Creo que en medio de esa posición me lo ofreció por lo que represento, porque yo represento al inmigrante, a la mexicana, a la madre con un niño con una discapacidad.”

¿Había manera de ayudar a la comunidad hispana, a los discapacitados y a los menores desprotegidos como banquera?

“Definitivamente, el Tesoro de los Estados Unidos impacta la vida de toda la nación, incluso del mundo, porque ahí se toman decisiones que van a impactar el bienestar de todos los americanos.”

“Desde el tesoro de los Estados Unidos pude trabajar para reducir el costo de las remesas que las personas enviaban desde Estados Unidos a todo el mundo, pero primordialmente a México. Antes de que yo fuera Tesorera, México recibía 9.6 mil millones de dólares por cuestión de remesas, 1 año después que yo fui Tesorera, pudimos ver que México estaba recibiendo 16 mil millones de dólares.”

¿Cómo es tratar con un Presidente, con el líder más importante del mundo? Hubo alguna vez que usted dijera “No presidente así no son las cosas, perdóneme, pero…” ¿sacando lo mexicano?

“Cuando yo conocí al Presidente en ese entonces, él era gobernador. Él quería mucho a México. Si vemos claramente la relación entre México y Estados Unidos, nunca ha estado mejor que cuando estuvo el presidente Bush en el poder, él, genuinamente, estima y quiere a los mexicanos.”

“Tuve la oportunidad de estar con él en muchísimas circunstancias y con la comunidad latina siempre estaba muy tranquilo. El Presidente Bush me dio grandes oportunidades, tuvimos grandes logros dentro de la comunidad latina. El nombro a más latinos en su primer año como Presidente, que Bill Clinton en ocho años.”

Voy a citar algo que usted escribió recientemente en un artículo sobre el Presidente Donald Trump, “me compadezco de la pobre criatura desalmada de medio hombre que pretende ser presidente del mejor país del mundo”. Lo escribió en octubre del 2016, ¿lo sigue pensando?

“Completamente, después de octubre ya una vez que él ganó, escribí una columna donde decía “Quiero estar equivocada, yo quiero que él me demuestre que estoy equivocada, que en realidad es un buen hombre que en realidad tiene un buen corazón, que en realidad quiere lo mejor para Estados Unidos, yo quiero ver eso” porque hasta ese momento cuando escribí eso, él no nos lo había demostrado.”

¿Por qué lo eligieron como Presidente?

“Nuestro sistema electoral es diferente a una democracia ordinaria donde la mayoría decide.”

Pero más allá de eso hubo un importante número de estadounidenses que a pesar de sus declaraciones misóginas, de su historial de abuso de prepotencia, aún así confiaron en él, ¿tan mal estaba Hillary?

“Una campaña se gana o se pierde por muchas razones, yo siempre aclaro que Hillary recibió 3 millones más de votos que él, en cualquier democracia ordinaria ella hubiera sido la presidenta. Pero tenemos un sistema electoral que es muy diferente y por esa situación él está ahí.”

“Él (Trump) avivó y revivió sentimientos que nosotros pensamos que ya estaban escondidos y completamente muertos. Él atrajo a mucha gente que en realidad ya no había participado cívicamente y era un grupo de personas que lamentablemente sentían que no les habían importado a los presidentes anteriores y que de alguna forma él estaba dando voz a sus angustias y a sus temores. Es precisamente por eso, es entender que él estaba hablando a los sentimientos más oscuros de nosotros. Él no estaba hablando a nuestros sueños o aspiraciones, él estaba hablando a los miedos, a los resentimientos, incluso hasta el odio.”

“Desafortunadamente son sentimientos que todavía están ahí y es muy lamentable para Estados Unidos, pero yo espero que aprendamos mucho de esto, porque es un costo que ya estamos pagando.”

¿Está loco o finge estar loco para obtener lo que quiere a través del miedo y de la presión?

“No lo sé, hay mucha gente, doctores, psiquiatras, psicólogos que han estudiado su personalidad. Para mi es una persona que obviamente tiene muchos defectos, una persona que, aunque tiene mucho dinero tiene muchos miedos y nuestro sistema lo eligió y hemos de pagar un precio por eso”.

“No afecta solo al pueblo estadounidense, sino a todo el mundo. Lo más lamentable para mí es el hecho de que nunca hay un vacío en liderazgo y cuando claramente está cediendo tu posición de líder, dejando el TPP que es el Transpacífic Partnership, el Tratado de Libre Comercio con Asia, el Tratado de París en relación al calentamiento ambiental, hay alguien más que tomará ese punto de liderazgo y eso nos va a costar a nosotros, a Estados Unidos.

¿Le está costando liderazgo a Estados Unidos?

“Definitivamente y él lo está cediendo, por lo regular el poder y el liderazgo se pelean por eso y él dice “no, no queremos eso”, bueno cuando queramos retomar esas posiciones va a ser un poco difícil”.

México ha sufrido transformaciones radicales en los próximos años, se fue el PRI, llegó el PAN, ya se volvió a ir el PAN y está el PRI. Cómo se ve desde afuera y cómo se ve desde el punto de vista de una mujer que nació en México que alcanzó la cima en Estados Unidos y viene ahora de visita a este país que está convulsionado, ¿Cuál es la perspectiva que tiene de México?

“Soy una mujer muy optimista y pienso que lo mejor de México son los mexicanos, estoy convencida. México está pasando por algo importante y creo que ha crecido y va a seguir creciendo, a veces no necesariamente por quién es el líder si no por los mexicanos.”

“México es mucho más que NAFTA, es mucho más que un Tratado de Comercio, México está compuesto por personas apasionadas por dejar su entorno mejor y eso ningún político lo va a quitar, eso es de los mexicanos.”

“El futuro de México es de los mexicanos. Independientemente de quién esté. Creo en el gobierno, he estado en el gobierno como alcaldesa, trabajando para los gobernadores, para el presidente. Y necesitamos buenos gobernantes, pero hay muchísima gente dentro de los gobiernos que se desviven por dejar su entorno mejor.”

La felicito por su trayectoria, por todo lo que ha hecho por la comunidad latina, por los discapacitados, por compartir además esa historia de éxito, por qué lo es, es un ejemplo para muchas mujeres, y el hecho de que este aquí, en Cancún, en nuestro Quintana Roo, en nuestro México es algo que le va a servir de inspiración a muchas personas.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.