El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue protagonista de un incómodo momento junto a la primera dama de Polonia, Agata Kornhauser-Duda, quien dejó con la mano estirada al momento del saludo al magnate.

En el encuentro con el mandatario polaco, Andrzej Duda, su esposa Agata omite el saludo de Trump para acercarse a saludar a la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump.

Un nuevo capítulo se suma a la lista de saludos incómodos que ha protagonizado Donald Trump desde su llegada a la Casa Blanca.

Trump se encuentra de gira de trabajo previo al encuentro de la Cumbre de Líderes del G20, el cual se realizará en Hamburgo, Alemania. El magnate se reunirá con el presidente Enrique Peña Nieto, además del mandatario de Rusia, Vladimir Putin.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.