Un avión de pasajeros que procedía de Bangladesh y llevaba 71 personas a bordo se estrelló al intentar aterrizar en el aeropuerto de Katmandú, Nepal, dejando un saldo de al menos 50 personas muertas.

La cifra de víctimas era algo confusa, sin embargo, el portavoz militar nepalí, el brigadier general Gokul Bhandari, dijo que 50 personas perdieron la vida, mientras que el personal en el Colegio Médico de Katmandú informó que estaba atendiendo a 16 sobrevivientes.

El Bombardier Dash 8 de US-Bangla Airlines, con el vuelo BS211, transportaba a 67 pasajeros y cuatro tripulantes, de acuerdo con un portavoz de la aerolínea.

Amanda Summers, una estadounidense que trabaja en Nepal, vio el siniestro desde la terraza de su oficina en casa.

“Volaba tan bajo que pensé que iba a estrellarse contra las montañas”. Summers desconocía si el aparato llegó a la pista de aterrizaje. “De pronto hubo un estallido y después otro estallido”, dijo.

Mohammed Selim, gerente de US-Bangla, indicó que el avión había dado dos vueltas en torno al Aeropuerto Internacional de Tribhuvan esperando luz verde para aterrizar.

Nitin Keyal estaba a punto de abordar un vuelo nacional cuando vio al avión aproximarse. “Estaba volando muy bajo”, describió Keyal, un estudiante de medicina. “Todos se paralizaron viéndolo. Se podría decir que no era un aterrizaje normal”.

Kamrul Islam, portavoz de US-Bangla, informó que el avión transportaba 32 pasajeros de Bangladesh, 33 de Nepal, uno de China y otro de Maldivas.

La compañía utiliza aviones Boeing 737-800 y modelos más pequeños Bombardier Dash 8 Q-400. Tiene su sede en la capital de Bangladesh, Daca, y vuela a destinos nacionales e internacionales.

Fuente: Agencias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.