La jefa de gobierno electa, Claudia Sheinbaum, reiteró que pese a que la actual administración de Ciudad de México continúa con el proceso de instalar la planta de Termovalorización y la Biodigestora, ese proyecto no está contemplado para su gestión.

“Se lo decimos al Gobierno de la Ciudad y a los desarrolladores, tiene muchos problemas jurídicos, conocemos lo que están planteando y no estamos de acuerdo en que se endeude a la ciudad de esta manera. Esos proyectos no van continuar”, indicó.

De acuerdo con Excélsior, Sheinbaum fue cuestionada respecto a que el Gobierno Federal cedió 34 hectáreas al gobierno capitalino mediante la Agencia de Gestión Urbana (AGU) para instalar la Planta de Termovalorización, según lo publicado por el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales.

Dicha publicación indica que el terreno de 341 mil metros cuadrados de terrenos federales se encuentra ubicado en Texcoco, única y exclusivamente, para el proyecto de termovalorización, el cual tendría como objetivo transformar la basura en energía eléctrica para el funcionamiento del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

Sheinbaum señaló que se trata de la mayor deuda adquirida por el gobierno capitalino, pues en 30 años la ciudad pagaría tres mil millones de pesos anuales y de seguir con el proceso revisarían los términos jurídicos para echarlo atrás pese a que con ello se deban pagar multas por suspensión del proyecto. “Ya se los dije, nosotros no vamos a continuar con ese proyecto y sigue el gobierno en continuarlo. Ya veremos jurídicamente cómo se suspende”, puntualizó.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.