Los policías militares detenidos ayer por el secuestro de un menor de edad no estaban incorporados a la Guardia Nacional, pero estaba previsto que ingresaran a esa nueva corporación de seguridad, confirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al detallar que se detuvo a tres personas, dos militares y un civil, y que hay dos prófugos, López Obrador refirió que si bien el juez determinará la sanción, habrá un castigo ejemplar en este caso, pues no se tolerará a nadie: “el servidor público tiene que ser ejemplo y cuando no lo es debe ser castigado con más severidad”.

El mandatario federal detalló que, oficialmente, aún no estaban en la Guardia Nacional, pero la Policía Militar sí formará parte, al igual que los elementos de la Policía Naval.

Sobre las detenciones, explicó que fue informado el martes por el propio secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, quien le dijo: “Se piensa que son siete personas. Participamos nosotros en la detención de tres de ellos, militares, un civil; y hay dos, tres prófugos, dos militares y un civil, que ya se les está buscando.

De tal suerte que “ya estamos actuando y es cierto, tenemos la información y se está actuando. No quiere decir que lo celebre, pero sí es para mí importante el que no se proteja, que no se oculte a nadie. El comportamiento del secretario de la Defensa fue de rectitud y de honestidad”.

FUENTE: EXCÉLSIOR.COM.MX

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.