Francisco ‘Kiko’ Vega de Lamadrid, gobernador de Baja California, especuló que las caravanas migrantes que avanzan por el país son premeditadas y dirigidas, razón por la cual tiene en alerta roja a la entidad.

El mandatario de Baja California detalló que se escuchan varios rumores sobre el origen de la caravana migrante, lo cual no ayuda a la claridad en el tema.

“Especulamos que estas caravanas son premeditadas y dirigidas, no es coincidencia que el discurso de los grupos que están llegando decían lo mismo, no es coincidencia que traigan como destino final Tijuana. Esto es preocupante y nos tiene en alerta roja, pero requerimos una definición más clara de lo que realmente ha estado sucediendo”, recalcó.

“Escuchamos muchos rumores: como que la caravana está impulsada por intereses norteamericanos, que esto surgió bajo el liderazgo de un diputado de izquierda en Honduras. Creo que esto no le abona al tema”, dijo.

El gobernador de Baja California habló sobre los tiempos que tendrán que pasar quienes solicitan asilo en los Estados Unidos, estimando que los migrantes centroamericanos podrían pasar en espera entre seis meses hasta un año para ser atendidos por las autoridades de los Estados Unidos.

“Las personas que llegan buscando asilo en EE.UU. se tienen que ir a anotar a las oficinas migratorias, cruzando la frontera. Ese libro tiene 2 mil 800 anotados, quien se vaya anotando en este momento tendría que pasar mes y medio o dos meses para que se le dé su primera cita. Las citas son de 50 diarios, entiendo que las autoridades norteamericanas van a hacer un esfuerzo por recibir más, pero hay que medir el tiempo para atender a los migrantes que tenemos en Tijuana y Mexicali. Va para largo, mínimo son seis meses y podría ser hasta un año, suponiendo que no va a haber más caravanas”, reveló.

Vega de Lamadrid detalló que se está atendiendo con dedicación y esfuerzo a los migrantes centroamericanos que llegan a Tijuana, aunque también solicitó el apoyo del gobierno federal para hacer frente a esta situación que se presenta en la frontera con los Estados Unidos.

“Como ya es del conocimiento nacional, ha llegado una caravana de migrantes atípica y que en estos momentos rebasan los 5 mil 900, estamos atendiéndola con toda nuestra dedicación y esfuerzo, para cumplir con la ley migratoria de nuestro país y de los tratados internacionales”, expresó.

“Estamos solicitando el apoyo del gobierno federal para que nos ayude a mandar a las otras caravanas a otros puertos fronterizos. Es un asunto federal. La situación está complicada, solicité apoyo en lo económico y en especie. Solicité 80 millones de pesos para atender este fenómeno”, finalizó.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.