LA HISTORIA NOS HA ENSEÑADO QUE EN POLÍTICA, LO ÚNICO CIERTO, ES LO QUE YA PASÓ. DETRÁS DE UNA CORTINA DE HUMO VIVE “EL TAPADO”, ÉSE QUE SERÁ EL PRÓXIMO CANDIDATO PRESIDENCIAL DEL PRI Y QUE, QUIZÁS, NO SE LLAMA MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG.

ASÍ DESTAPÓ LÓPEZ PORTILLO A SU SUCESOR.

En su libro titulado “Cambio de Rumbo”, el ex Presidente Miguel de la Madrid Hurtado cuenta cómo fue la sucesión presidencial en la que él fue designado candidato a la presidencia de la República. Narra que, en una reunión en privado con el entonces Presidente José López Portillo éste le preguntó al final “¿Está usted fuerte”, a lo que de la Madrid respondió “¿cómo para qué señor Presidente?”, “para la Presidencia de la República” contestó López Portillo. Evidentemente de la Madrid respondió afirmativamente. Esto ocurrió el 21 de septiembre de 1981, y el viernes 25 de septiembre Miguel de la Madrid era presentado como candidato a la presidencia de la República por su partido, el Revolucionario Institucional.

Ése día, se quedaron en el camino otros muchos aspirantes presidenciales que por aquellos días parecían, casi daban ya por hecho, ser ellos los elegidos. El más fuerte era Javier García Paniagua, quien al no verse favorecido se sintió traicionado por López Portillo y, como el mismo de la Madrid cuenta en su libro, anduvo diciendo que los iba a “mandar matar”, tanto al candidato como al presidente.

“EL TAPADO” ES PARTE DE NUESTRO MEXICANISMO POLÍTICO Y SIGUE MUY VIGENTE.

Valga pues la anécdota para contar cómo se vive en nuestro país, cada seis años, la intensidad de la sucesión presidencial. Lo mismo con los gobiernos priístas que panistas, dos últimos años de cada gobierno federal viven con una intensidad desbordante el hecho de la sucesión y el ansia por la develación del famoso “tapado”.

“El Tapado”, es el término acuñado por el caricaturista político Abel Quesada, en el año de 1957 con aquel cartón en el que dibujó la imagen de un hombre con traje y la cara cubierta pero con un cigarro en la mano, acompañado de la leyenda, “El Tapado fuma elegantes”, en clara alusión a Adolfo López Mateos.

Como parte de nuestro folklor político, El Tapado, sigue siendo el mito del ocaso de los sexenios. La suposición constante que se desliza en los cafés, en las comilonas políticas, en la charla con el bolero. En palabras de Carlos Monsiváis: “A lo largo de cada sexenio –escribió– el Tapado es el acertijo de cuya solución dependen fortunas y encubrimientos. Al principio, es un chiste al que le otorga forma y rentabilidad publicitaria el caricaturista Abel Quezada. El anuncio “El Tapado fuma Elegantes” es la cima del sentido del humor usado por la sociedad para, de paso, celebrar su impotencia. El Tapado es el sucesor, pero también el centro de las nuevas dádivas y confirmaciones, es decir, el Tapado es el fantasma de la Presidencia por venir, el espectro que ha de materializarse en poder absoluto, y por eso los chistes sobre el Tapado festejan también la inexistencia de la ciudadanía” (Letras libres, agosto de 2000).

Hoy en día México es muy diferente en muchas de sus formas, pero es innegable que de fondo, sucesos como El Tapado, siguen vigentes por más que otros se empeñen en negarlo. Basta recordar por ejemplo cómo durante el sexenio de Vicente Fox, se hizo todo lo posible para que fuese Santiago Creel el sucesor de Fox, quien no contaba con la bravuconería de Felipe Calderón quien terminó haciéndose de la candidatura presidencial. De la misma forma como ya luego Calderón hizo todo lo posible por dejarle la estafeta a su delfín, Ernesto Cordero, luego de la muerte de Juan Camilo Mouriño.

Actualmente, el PRI como instituto político sigue respondiendo a los deseos y designios directos del Presidente de la República. Por ejemplo, nos queda claro que fue Enrique Peña Nieto quien mandó al PRI a Enrique Ochoa Reza, muy criticado y repudiado en las bases priístas. Como nos queda también claro que fue Enrique Peña quien instruyó a sus operadores políticos para que fuese Alfredo Del Mazo, su primo, el candidato a la gubernatura del Estado de México. Y así pues parece quedar claro que será Peña quien, en una escena similar a la narrada por Miguel de la Madrid cuando López Portillo lo nominó como su sucesor, éste tendrá que hacer lo propio y develar a su “Tapado” para finales de éste año 2017.

EL TAPADO NO ES QUIEN TODOS CREEN QUE ES.

Si nos vamos a la historia, es importante considerar que, es un grave error el creer, como ocurre ahora, que el más popular en las encuestas, o el que más parece ser el elegido, es quién será “El Tapado”. Error, error, error. La naturaleza misma de “El Tapado”, es justamente la de cuidar a ésa figura que resultará nominada por voluntad misma del presidente en turno (en las formas priístas, que son las actuales) y no revelar la identidad de “El Tapado” hasta que los tiempos políticos sean los correctos.

¿QUIÉN SERÁ EL TAPADO DE ENRIQUE PEÑA NIETO?

En el proceso de la construcción de la sucesión presidencial, Enrique Peña Nieto ha explorado diferentes caminos, o al menos esto es lo que se puede interpretar de los acomodos que ha hecho con su gabinete. Primero fue la exposición mediática y la clara estrategia a la que sometió, quizás en un ánimo de anticiparse a los hechos, a Aurelio Nuño Mayer. El resultado fue la pretensión de crear un súper secretario de Educación Pública, muy mediático, pero que con el tiempo resultó ser un cartucho quemado. Luego está ciertamente la fortaleza propia que su Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, ha desarrollado por la naturaleza misma de su puesto, fungiendo como el apagafuegos del sexenio. Sin embargo, a Osorio le sucede que, aunque encabeza las encuestas en lo tocante a conocimiento público, no necesariamente significa que sea el mejor candidato para la presidencia. Ciertamente si lo que Peña Nieto quiere es que, genuinamente, exista una ecuación con la que su partido logre retener la Presidencia, tiene que reconocer ante todo que el electorado lo que no quiere es aquello que se parezca a lo que hoy se tiene. En ese sentido, a Peña Nieto le está sucediendo como a Miguel Alemán que, de ser “el cachorro de la Revolución”, fue sucedido por Adolfo Ruíz Cortines, considerado como un “viejo”, completamente la antítesis de Alemán.

Es decir, el electorado no quiere ya estrellas de televisión como Peña, busca más bien una figura de reputación intachable, que refleje gran experiencia y, ante todo, muy importante, que esté ajeno a ésa burbuja que representan los grupos de la cúpula peñista, entiéndase videgaraysistas, chongistas, aurelistas y demás. En ése sentido caben bien ciertas figuras, algunas que ya están hoy en día “moviéndose” políticamente. El Doctor José Narro Robles, un político que está en el PRI pero tiene lazos con la izquierda, con una reputación decorosa. José Calzada Rovirosa, ex gobernador de Querétaro, hoy en día en el gabinete sin hacer muchos aspavientos pero eso sí, como figura política es un cuadro que gana elecciones, que tuvo resultados ejemplares en su estado, que siempre ha sido ajeno al escándalo y que es bien visto en su partido. Está también Pedro Joaquín Coldwell, con el impresionante currículum de haber sido Gobernador hace 36 años, haber sido Senador, Diputado Constituyente, Presidente del PRI, entre otras mocedades, alguien que aglutina experiencia y fuerza política. A decir de éste análisis que hoy presentamos en Círculo Rojo, El Tapado de Peña Nieto está entre estos tres integrantes del gabinete presidencial. Al tiempo.

José Ramón Narro Robles

José Ramón Narro Robles nació el 5 de diciembre de 1948 en Saltillo, Coahuila. En 1973, obtuvo el título de médico cirujano con mención honorífica en la Facultad de Medicina de la UNAM.

De 1976 a 1978 realizó estudios de posgrado en medicina comunitaria en la Universidad de Birmingham, según información online de la UNAM. En México fue profesor de medicina preventiva, militar, salud pública, y  cátedra de posgrado. En el área administrativa, Narro fungió como Rector General de Extensión Académica, Director General de Planeación, Secretario General, además de Coordinador General de la Reforma Universitaria.

Fue elegido como Rector de la UNAM el 16 de noviembre de 2007, para suceder a Juan Ramón de la Fuente, fue reelegido en 2011 y sustituido por Enrique Graue Wiechers como cabeza de la Universidad, el 17 de noviembre de 2015.

José Narro también ha incursionado en la política. Fue Director General de Salud Pública en el Distrito Federal; Director General de los Servicios Médicos del departamento del Distrito Federal; Secretario General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); Subsecretario de Gobierno en la Secretaría de Gobernación y Subsecretario de Servicios de Salud en la Secretaría de Salud. También fue Presidente de la Fundación Siglo XXI del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En el ámbito editorial, Narro es autor y coautor de más de 170 artículos científicos y de divulgación publicados en revistas mexicanas y extranjeras, de libros y capítulos de libros principalmente sobre temas de educación superior, salud pública, educación médica y administración de servicios de salud.

El ex rector ha sido asesor de la Organización Mundial de la Salud, (OMS), así como Presidente de la Asociación Mexicana de Medicina General-Familiar. El nuevo funcionario de gobierno también fue miembro de la Comisión Mexicana de Investigación en Salud.

Narro es miembro de la academia de ciencias Médicas del Instituto Mexicano de Cultura, y desde 2004 pertenece a la Academia Mexicana de Ciencias. En 2005 recibió el Doctorado Honoris Causa de la Universidad Ricardo Palma de Perú y en octubre de 2007 ingresó a la Real Academia Nacional de Medicina de España.

José Antonio Meade

Es Licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) con mención honorífica, así como Licenciado en Derecho por la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Además obtuvo el Doctorado en Economía por la Universidad de Yale. Impartió cursos de Microeconomía, Macroeconomía y Análisis Económico del Derecho. Ha obtenido reconocimientos por la investigación en el Análisis Económico del Derecho y el Premio Nacional de Economía Tlacaélel.

Se desempeñó en la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, fue Director General de Planeación Financiera de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR). También fue Secretario Adjunto de Protección al Ahorro y ocupó diversos cargos en el Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB), Dirección General de Banca y Ahorro de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y en la Dirección General del Banco Nacional de Crédito Rural (Banrural). Además fue Director General de Financiera Rural.

En el 2006, fue designado como Coordinador de Asesores del entonces Secretario de Hacienda y Crédito Público, Agustin Carstens. Posteriormente en el 2008, fue nombrado nuevo Subsecretario de Ingresos de la SHCP.

El 7 de enero de 2011, el Presidente Felipe Calderón lo designó como Secretario de Energía. El 9 de septiembre de 2011, fue nombrado Secretario de Hacienda y Crédito Público cargo en el que se desempeñó hasta su nombramiento como Canciller en la Secretaría de Relaciones Exteriores.

En el ámbito internacional, José Antonio Meade coordinó la agenda económica del Grupo de los 20, a través de las diversas reuniones de los Ministros de Finanzas y Gobernadores de Bancos Centrales del grupo. José Antonio Meade fue nombrado como Secretario de Relaciones Exteriores dentro del gabinete del Presidente Enrique Peña Nieto, cargo que ocupó a partir del primero de diciembre de 2012 y hasta el 27 de agosto de 2015, fecha en que fue nombrado Secretario de Desarrollo Social.

En septiembre del 2016 dejó el cargo en la Secretaría de Desarrollo Social para ocupar la titularidad en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en sustitución de Luis Videgaray Caso.

José Calzada Rovirosa

Nació el 21 de agosto de 1964, es un político mexicano miembro del Partido Revolucionario Institucional, es hijo de Antonio Calzada Urquiza un arquitecto y político mexicano. Es egresado en la Licenciatura en Administración de Empresas por la Universidad del Nuevo Mundo. Cuenta con una Maestría en Administración de empresas por la Universidad Estatal del Estado de Nuevo México en los Estados Unidos. Cursa actualmente el Doctorado en Economía y Administración en la Universidad Autónoma de Querétaro.

Fue Senador por Querétaro durante el periodo 2006 – 2009 y Gobernador Constitucional del Estado de Querétaro en el periodo 2009 – 2015. Actualmente es el Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA).

Se ha desempeñado como Consejero para Asuntos de Pesca y Medio Ambiente, en la Embajada de México en Estados Unidos, Administrador Central de Planeación Aduanera en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Administrador de las Aduanas de Tijuana, Baja California y Ciudad Juárez, Chihuahua, en la misma dependencia y como Delegado Federal de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en el Estado de Querétaro.

En 2006 fue postulado candidato del PRI a Senador en primera fórmula, al no obtener la victoria le correspondió ocupar la Senaduría de primera minoría, entre las iniciativas que promovió como Senador se encuentra la modificación a la ley de Instituciones de Crédito con la intención de proteger a los usuarios de las tarjetas de crédito. Posteriormente en el 2009 fue registrado como precandidato de unidad del PRI y rindiendo protesta el 2 de mayo como candidato a gobernador en coalición con el partido Nueva Alianza.

El 5 de julio resultó vencedor en los comicios electorales y tomó protesta el 1 de octubre de 2009 como Gobernador Constitucional del Estado de Querétaro. El 27 de agosto de 2015 se le concede la licencia definitiva al cargo de Gobernador de Querétaro y posteriormente el Presidente Enrique Peña Nieto lo nombró titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA).

Pedro Joaquín Coldwell

Es abogado egresado en la Licenciatura en Derecho por la Universidad Iberoamericana. Nació en Cozumel, Quintana Roo el 5 de agosto de 1950. Es hijo del empresario cozumeleño de origen libanés Nassim Joaquín Ibarra; su hermana Addy Joaquín Coldwell también ha ocupado cargos políticos, como Diputada, Senadora y candidata a Gobernadora. Su medio hermano es el Licenciado Carlos Joaquín Coldwell, quien actualmente funge como Gobernador Constitucional del Estado de Quintana Roo.

A los 25 años de edad, fue electo Diputado al Congreso del Estado de Quintana Roo por el VI Distrito Electoral, correspondiente a Cozumel y se desempeñó como Presidente del Congreso. Posteriormente fue Secretario General de Gobierno durante la administración del Gobernador Jesús Martínez Ross.

De 1979 a 1982 fue Diputado Federal por el I Distrito Electoral Federal de la misma entidad y Gobernador del Estado para el periodo de 1981 a 1987. El 1 de diciembre de 1988 el Presidente Carlos Salinas de Gortari, lo nombró Director General del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR), y en 1989 fue nombrado Secretario de Turismo, donde permaneció hasta 1993.

En 1994 fue nombrado Secretario General del PRI, y posteriormente Comisionado para la Paz en Chiapas, cargo que dejó en 1998 al ser designado como Embajador de México en Cuba, hasta el 2000. Posteriormente permaneció fuera de actividad política y se dedicó sus negocios particulares.

En el 2006 regresó a la escena política al ganar ser postulado como candidato a Senador por la Alianza por México (PRI-PVEM) cargo que obtuvo para el periodo de 2006 a 2012. El 30 de noviembre de 2012 fue designado Secretario de Energía como parte del gabinete del Presidente Enrique Peña Nieto.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.