Por: José Manuel Urreta Ortega | Presidente del CCE en el Estado de Veracruz y Coordinador de CONCAMIN para la Zona Oriente.

El inicio de las administraciones de los gobiernos tanto Federal como estatales en diversas entidades de la República ha sido complicado en distintos aspectos, que van desde el político a la economía interna, comercio exterior, seguridad y de credibilidad en las instituciones entre otros tantos, aunado a la falta de experiencia en muchos de los equipos de los gobernadores y colaboradores gubernamentales.

Cierto, la curva de aprendizaje ha sido grande y costosa; sin embargo, sabemos que se van presentando resultados concretos en el objetivo inicial y primordial, que fue el de acabar con la corrupción. Vemos en algunos gobiernos estatales como el veracruzano, sumado al Federal tratando de cortar de una u otra forma la corrupción en sus expresiones diferentes, acciones necesarias pero insuficientes para lograr el crecimiento económico y desarrollo tanto productivo como social de nuestro país.

Para el año 2020 las políticas emprendidas por el gobierno deberán comenzar a rendir frutos en materia económica y productiva, que nos permitan generar más empleos y capital para los mexicanos. Los planes conjuntos de inversión público – privada en infraestructura dados a conocer por el presidente López Obrador para los próximos años, hasta por 160 mil millones de pesos y concentrados en 60 obras y 15 concesiones para obras sin duda serán un detonante importante que nos lleve a cumplir nuestros objetivos como sociedad.

En el caso particular de Veracruz, su secretario económico Enrique Nachón García ha sentado bases importantes para el próximo año, con la reactivación de obras que quedaron congeladas, pero ya cumplen desde hace tiempo con compromisos ambientales, derecho de tierra y otros aspectos.

Necesitamos que concluyan las obras del Puerto de Veracruz, así como mejorar la infraestructura portuaria en Coatzacoalcos y Salina Cruz, para concretar el corredor transístmico. SEDECOP está trabajando y sentando las bases para el próximo año, lo cual nos alienta y da esperanza. Creemos que vienen cosas mejores, tanto para Veracruz como para México en su conjunto, durante el año 2020.

Si bien la inseguridad ha crecido en zonas como Córdoba, Orizaba, Coatzacoalcos, entre otros sitios, se tenía que dar un giro de 180 grados en la forma de gobernar y hoy se vive un reacomodo, pero si el Ejecutivo Federal escucha y trabaja de lado a la iniciativa privada puede haber mejora importante en México, ya que no debemos soslayar la importancia que tiene generar certeza jurídica para atraer y retener inversiones.

Los cambios de golpe traen consecuencias, muchas veces no estamos preparados, pero son necesarios. Es muy importante, en esta etapa de México, dejar a un lado posturas partidistas y privilegiar el entendimiento. Los empresarios organizados en diversas partes de la República estamos convencidos que los diversos proyectos autorizados de infraestructura serán la base para un mayor crecimiento y desarrollo, y trabajamos todos los días para que así suceda, continuamos dispuestos a colaborar con el gobierno en lo que sea necesario, ya que las empresas son las que generan los empleos y la riqueza para el desarrollo de cualquier economía.

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.