Helen Ferre, titular de la oficina de DeSantis, aseguró este domingo que el gobernador habló con el presidente Trump el sábado dos días después de que los oficiales locales fueran notificados por la Patrulla Fronteriza del inminente traslado de mil migrantes hacia los condados de Palm Beach y Broward.

Informó que, más tarde, habían sido las autoridades federales quienes confirmaran que no había planes inmediatos para llevar a los migrantes hasta Florida en vuelos.

Sin embargo, el jefe de la Patrulla Fronteriza en San Diego dijo que la agencia estaba considerando agregar vuelos para los traslados a Florida pues el gobierno se ha quedado sin espacio para procesar a migrantes en dicha región.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.