La administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, alista un plan para recolectar muestras de ADN de migrantes retenidos para colocar la información en una base de datos de registros criminales.

La medida ampliaría el uso de las bases de datos que están bajo control del FBI, las cuales contienen información genética de personas que han sido arrestadas, acusadas o detenidas por crímenes de alto impacto.

En una llamada con reporteros ayer, funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional anunciaron que trabajan junto con el Departamento de Justicia en una legislación federal para autorizar a oficiales migratorios colectar las muestras.

FUENTE: EXCÉLSIOR.COM.MX

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.