Con las críticas de fraude al voto por correo y sus maniobras para obstaculizar el censo, el presidente estadounidense Donald Trump parece estar sentando las bases para disuadir de la participación en las elecciones de noviembre y a más largo plazo restringir el voto de minorías como estrategia de dominio electoral.

La Casa Blanca insistió hoy en las dudas de la legitimidad del voto por correo planteadas el jueves por Trump en un tuit en el que sugería que debido a las posibilidades de fraude las elecciones debían posponerse, algo inédito en la historia de la democracia estadounidense y que levantó la oposición tanto de legisladores demócratas como republicanos.

“Siempre un sistema en el que se envían masivamente papeletas va a tener un mayor riesgo de fraude”, aseguró hoy la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, quien aseguró que existe riesgo de que papeletas enviadas a los votantes registrados se utilicen para cometer fraude de suplantación, algo que ningún experto independiente considera posible.

El asesor de Trump, Stephen Miller, aprovechó hoy el púlpito del popular programa Fox and Friends para reiterar la desinformación sobre el “catastrófico” voto por correo por el cual se mandan papeletas automáticamente a los votantes, una práctica que realizan 14 estados y que es habitual en gran parte de Europa.

Fuente: https://lopezdoriga.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.