El Senado recibió el nombramiento de Marcelo Ebrard como secretario de Relaciones Exteriores, por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, para su ratificación, primero, en comisiones y, después, por el pleno.

Ya sólo falta que el Presidente de la República envíe el nombramiento de Eréndira Sandoval para su ratificación como secretaria de la Función Pública.

Mientras tanto, la Cámara de Diputados recibió también el nombramiento de Carlos Urzúa como secretario de Hacienda y Crédito Público para su ratificación en el cargo.

López Obrador envía a Cámara de Diputados nombramiento de Carlos Urzúa

Ésta será la primera vez que un titular de la SHCP deba ser ratificado por la Cámara de Diputados, ya que el 1 de diciembre pasado entró en vigor la reforma a la fracción III del artículo 74 de la Constitución.

Dicha fracción, reformada en 2014, precisa que son facultades exclusivas de la Cámara de Diputados el “ratificar el nombramiento que el Presidente de la República haga del secretario del ramo en materia de Hacienda, salvo que se opte por un gobierno de coalición”.

Igualmente, como efecto de esa reforma constitucional en materia político-electoral en 2014, por primera vez el Ejecutivo Federal tendrá que someter a ratificación del Senado el nombramiento secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

El numeral segundo del artículo 76 establece que sólo en caso de que el Ejecutivo opte por un gobierno de coalición, el Senado deberá ratificar a todos los secretarios, con excepción de los titulares de Marina y Defensa Nacional.

Pero en caso de que el Ejecutivo Federal no opte por un gobierno de coalición, el Senado deberá ratificar al “Secretario responsable del control interno del Ejecutivo Federal; del Secretario de Relaciones; de los embajadores y cónsules; de los empleados superiores del ramo de Relaciones; de los integrantes de los órganos colegiados encargados de la regulación en materia de telecomunicaciones, energía, competencia económica y coroneles y demás jefes superiores del Ejército, Armada y Fuerza Aérea Nacionales, en los términos que la Ley disponga”.

La exposición de motivos de la reforma de 2014 dice que “con independencia de que el Ejecutivo opte o no por una coalición, el texto constitucional prevé que, de cualquier manera, el Senado deberá ratificar el nombramiento que el Presidente haga del Secretario de Relaciones, tal como sucede con los embajadores y cónsules. Asimismo, se faculta a la Cámara de Diputados para ratificar el nombramiento que el titular del Ejecutivo haga del secretario del ramo de Hacienda”.

FUENTE: EXCÉLSIOR.MX

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.