En una jornada histórica que atrapó el interés a nivel internacional, el candidato republicano, Donald Trump, resultó el vencedor de la elección por la Casa Blanca, venciendo a la que fue la favorita de las encuestas, la demócrata Hillary Clinton. A pesar de sus discursos o polémicas, los estados clave para Trump fueron Florida, Carolina del Norte, Ohio, así como Iowa.

En su discurso por la madrugada, Trump indicó que recibió una llamada de Hillary Clinton: “Ella nos felicitó a todos por nuestra victoria… Hillary trabajó extensamente e intensamente”. Subrayó que “llegó la hora de unirnos como un pueblo unido. Ya es hora. Seré un presidente para todos los estadounidenses. Para aquellos que no me apoyaron, les tiendo mi mano para trabajar por la unificación de nuestro gran país”.

Explicó que no realizó una campaña sino un movimiento de millones de personas que quieren un mejor futuro. “Reconstruiremos a nuestro país y renovaremos el sueño estadounidense. Vamos a corregir las fallas, carreteras, escuelas, hospitales… infraestructura. Vamos a atender a nuestros grandes veteranos, que nos han sido tan leales”.

Remarcó que duplicarán el crecimiento económico. “Vamos a tener buenas relaciones con todas las naciones que quieran tener buenas relaciones con nosotros. Estados Unidos no volverá a conformarse, tenemos que reconquistar el destino de nuestro país, tenemos que soñar con cosas hermosas y exitosas. A la comunidad mundial, le daremos prioridad a los intereses de Estados Unidos, pero vamos a buscar alianzas y no conflictos”.

Sobre  los detalles de la elección, se llevó el Estado de Pensilvania, y pese al estrecho margen, también lideraba el recuento en Michigan y Wisconsin, que en teoría eran feudos demócratas.

Sorprendió el triunfo en Ohio, uno de los Estados más codiciados y que tradicionalmente predice al ganador de las elecciones en los Estados Unidos.

El neoyorquino también venció en Carolina del Norte, que otorga 15 votos electorales y que fue otro de los  Estados más cortejados por ambos candidatos en las últimas fases de la campaña electoral. En muchos Estados, el otro candidato, Gary Johnson (del Partido Libertario), sumó los suficientes votos que le hubieran dado el triunfo a Clinton. En Florida, Trump sumó 4.5 millones de votos y Clinton, 4.4 millones. Por su parte, Gary Johnson alcanzó 204 mil sufragios.

El polémico empresario hotelero también ganó con cierta facilidad en Texas (52-44 por ciento).

FUENTE: Elinformador.com.mx

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.