Por: Gustavo Adolfo Arballo Luján | Presidente de la CMIC

Este año es crucial para que el Sistema Nacional Anticorrupción termine de tomar forma pero adicionalmente a ello, desde el sector de la construcción estamos ocupados de impulsar una Ley de Obras Públicas que vaya alineada al Sistema y también que responda con las necesidades actuales de un sector dinámico y con una gran importancia para el desarrollo de la infraestructura en México.

 Parte de este esfuerzo para volver competitivo a nuestro país en materia de infraestructura este 15 de marzo la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción realizará en Hermosillo, Sonora el segundo Foro de Consulta Hacia un Programa Nacional de Infraestructura Sostenible con Visión 2030 en esta ocasión con la temática Transparencia, planeación y gestión de proyectos de infraestructura.

 En coordinación con el Gobierno del Estado de Sonora, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin) se darán cita especialistas en el ámbito de la transparencia, la gestión y la planeación de proyectos de infraestructura para el análisis de en qué situación se encuentra México en estos temas y poder generar líneas de acción y estrategias que le permitan a la infraestructura nacional ser más competitiva y sobre todo no vivir bajo el flagelo de las malas prácticas de los gobiernos municipales y estatales principalemente.

El evento tendrá como invitados de honor a la Maestra Arely Gómez González, titular de la Secretaría de la Función Pública; a la Gobernadora del Estado de Sonora, Lic. Claudia Pavlovich; al Auditor Superior de la Federación, C.P.  Juan Manuel Portal Martínez; al Presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Actuario Juan Pablo Castañón; entre otras personalidades del ámbito empresarial y autoridades locales y federales.

El Foro de Consulta 2030 tendrá dos mesas de trabajo a realizarse simultáneamente: Transparencia y marco legal para el desarrollo de infraestructura y la Planeación, gestión y ejecución de proyectos de infraestructura.

 Es importante mencionar que para la CMIC no obstante los avances de los últimos años en inversión y desarrollo de infraestructura, México enfrenta los retos de elevar el nivel de inversión pública y privada, así como de dotar de mayor eficiencia, transparencia y rentabilidad socioeconómica a los programas y proyectos de inversión pública.

Este Foro en particular es de gran importancia para México, pues uno de los lastres que hemos arrastrado como nación durante mucho tiempo es la corrupción y las malas prácticas, por ello, tener una visión de futuro sobre lo que debe ser la infraestructura competitiva de nuestro País, no se podría entender sin una política de Estado de transparencia total, de combate a la corrupción y rendición de cuentas.

México ocupa el lugar 95 entre 168 países evaluados en materia de corrupción, y ocupa el penúltimo lugar entre los miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

 El 79% de los ciudadanos consideran que la corrupción es el principal problema de México, incluso por encima de retos como la inseguridad y el desempleo.

 El Informe de Competitividad Global del Foro Económico Mundial 2016 encontró que el factor más problemático para hacer negocios en México es la corrupción, pues es presenta una barrera significativa para la estabilidad social y el crecimiento económico.

 Los costos de la corrupción en México son equivalentes al 10% del Producto Interno Bruto, es decir, cerca de un billón 920 mil millones de pesos según el Consejo Coordinador Empresarial.

Por otro lado, estaremos analizando la planeación y la gestión de los proyectos de infraestructura y en este sentido instituciones como el Banco Mundial han identificado diversas fallas concretas que generan la ineficiencia de la inversión en infraestructura.

 Uno de ellos es la inadecuada selección de proyectos de infraestructura; Retrasos en el diseño y conclusión de los proyectos; Prácticas corruptas en la adjudicación de contratos; Sobrecostos en la ejecución de las obras de infraestructura; y Proyectos y obras de infraestructura incompletas; Mantenimiento y operación inadecuados de los activos.

De acuerdo a un estudio del FMI, la brecha de eficiencia de la inversión pública entre los países con máxima eficiencia y el promedio del total de países emergentes evaluados es de 27 por ciento (43 por ciento en el componente de la cobertura física de la infraestructura). 

Un análisis de la Auditoría Superior de la Federación en 2012 reveló que, de 80 contratos de obra pública auditados, las obras aumentaron su presupuesto en 36.6 por ciento y tardaron 126 por ciento más tiempo en concluirse.

De los 80 contratos analizados, el 73 por ciento presentaron algún grado de deficiencia en su planeación.

El marco jurídico actual permite que los proyectos de inversión que no cuentan con estudios de factibilidad, se registren temporalmente en la Cartera de Proyectos y se ejerzan recursos durante 180 días.

A nivel federal, las evaluaciones de proyectos de inversión son insuficientes, solo 10 evaluaciones al año.

La organización civil México Evalúa presenta tres recomendaciones puntuales en materia de planeación y gestión de proyectos de infraestructura y que contempla elaborar un informe integral de la gestión de los proyectos.

Además de regular en la ley la publicación de los desfases en tiempo de ejecución y en presupuesto que experimentan todos los proyectos de inversión; y volver obligatoria la publicación de las evaluaciones a los proyectos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.