La consultoría Integralia alertó de riesgos para el próximo gobierno, como la desprofesionalización de la administración pública federal, la mayor presión a las finanzas por gasto creciente, el aumento de redes clientelares por programas sociales y el incremento de la inseguridad.

En el documento “México riesgo político, escenarios”, la consultoría señaló una serie riesgos en las áreas de gobernanza, economía y democracia para la próxima administración.

Entre los peligros en el área de gobernanza destacó que la incidencia delictiva aumenta en periodos de transición, pues los nuevos gobiernos aún no formalizan acuerdos con grupos criminales y se encuentran en proceso de implementar nuevas estrategias de seguridad.

Asimismo, advirtió que la aprobación de la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos, que supone una fuerte reducción de los salarios de mandos medios y superiores, y el recorte anunciado hasta en un 70% de la plantilla laboral en dichos escalafones, resultará en una pérdida de memoria institucional y especialización en áreas clave.

“Los efectos negativos se harán evidentes en menor capacidad de gasto, deterioro del proceso de planeación, licitación y ejecución de obra pública, funciones de recaudación y regulación”, detalló.

La consultoría también se refirió al peligro de la prevalencia de altos niveles de corrupción en el país, ante el lanzamiento de nuevos programas sociales, así como proyectos de infraestructura sin licitación.

En el área de riesgos para la economía, estimó que si se sumaran todas las propuestas hechas por López Obrador durante el periodo de transición, se requerirían hasta 838 mil millones de pesos para cumplirlas, tan sólo en 2019.

“De acuerdo con su política de austeridad, como de combate a la corrupción, arrojarían un ahorro de 500 mil millones de peros. Ambas cifras serán menores, pero apuntan a un desbalance entre expectativas y disponibilidad fiscal que será fuente de riesgo por los próximos seis años”, refirió.

En el área económica, la combinación de un entorno internacional complejo junto con una política fiscal poco creíble podría ocasionar una mayor volatilidad del tipo de cambio y muy posibles presiones inflacionarias, lo que conduciría al Banco de México a aumentar las tasas de interés.

Finalmente, en el área de riesgos a la democracia hizo mención a la concentración de poder por falta de contrapesos, el debilitamiento del federalismo con la designación de superdelegados y la confrontación al interior del gabinete de López Obrador.

Amenazas

Integralia resalta el riesgo de desprofesionalización de la Administración Pública Federal debido a la reducción de salarios y recorte en la plantilla.

Destaca el peligro de que la incidencia delictiva aumente, porque las estrategias de seguridad están en proceso de implementación y los gobiernos no han formalizado acuerdos con grupos criminales.

En materia económica advierte de un desbalance entre las expectativas y disponibilidad fiscal para fondear las propuestas hechas por Andrés Manuel López Obrador.

También alerta por el peligro de que se mantenga un alto índice de corrupción en el país, ante el lanzamiento de nuevos programas sociales y la posible ejecución de proyectos de infraestructura sin licitación.

FUENTE: EXCÉLSIOR.MX

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.