La clara ventaja de AMLO en las encuestas y la consecuente percepción de triunfo creada en torno a MORENA hacer parecer la elección presidencial como un “mero trámite”. ¿Es cierto que ya nadie lo para?

“El tiempo para crecer en las preferencias electorales y alcanzar a Andrés Manuel López Obrador simplemente ya se acabó”.

Luis Ernesto Derbez, panista.

Ha sido tal la influencia de López Obrador en la vida política nacional, que por increíble que parezca, ha podido tomar decisiones en extremo complejas de defender mediáticamente, tales como nombrar como candidatos plurinominales al Senado a Nestora Salgado (acusada de secuestro en Guerrero) y a Napoleón Gómez Urrutia (exiliado en Canadá acusado de defraudación), sin que esto le afecte en las percepciones y la opinión pública. Es decir, Andrés Manuel, parece ya por momentos imparable para la Presidencia de la República.

LAS ENCUESTAS SÍ SIRVEN, SÍ GENERAN TENDENCIA Y SÍ MIDEN… HUBO DÍAS EN LOS QUE ERA DIFERENTE.

 

Esta historia que les voy a contar parece imposible el día de hoy. Es más, si se la contara a alguno de los jóvenes que por primera vez van a votar en éstas elecciones presidenciales, no me la creería. Y es que mire usted, hace 18 años, el 21 de junio del año 2000, la encuestadora María de las Heras publicó una encuesta en el diario Dallas Morning News en la que revelaba que por primera vez el Partido Revolucionario Institucional (PRI) perdería la elección presidencial. Demotecnia, la empresa que comandaba María de las Heras revelaba que según su encuesta, el Partido Acción Nacional con su candidato Vicente Fox ganaría con el 44% de los votos. Ésta encuesta cimbró a México y a María le llovieron las críticas y las amenazas. Nadie había osado desafiar jamás al PRI, ni anticipado que fuera tan real y posible su derrota, tan es así que la encuesta no se había publicado en ningún diario mexicano. Sin embargo, días después Fox ganó la Presidencia con el 42,7% de los votos contra el 35,7% del PRI. María de las Heras pasó a ser una heroína de las encuestas y hoy ganó muchísimo prestigio hasta su muerte en el año 2012.

 

La historia que les platico viene al cuento porque hoy en nuestro país, contrario a lo que ocurría hace 18 años, abundan las encuestas y se han vuelto instrumentos de medición cada vez más exactos (aunque existen casos de garrafales errores) que permiten que los empresarios, sindicalistas, políticos, líderes sociales, dirigentes, en fin, los integrantes del “círculo rojo”, puedan tomar mejores decisiones.

 

A PESAR DE LO POLÉMICO, AMLO PARECE YA VACUNADO CONTRA LOS ATAQUES.

 

En ése contexto, hoy en día las encuestas, incluso la más conservadoras, dan una clara ventaja al candidato de MORENA, Andrés Manuel López Obrador. Ha sido tal la influencia de López Obrador en la vida política nacional, que por increíble que parezca, ha podido tomar decisiones en extremo complejas de defender mediáticamente, tales como nombrar como candidatos plurinominales al Senado a Nestora Salgado (acusada de secuestro en Guerrero) y a Napoleón Gómez Urrutia (exiliado en Canadá acusado de defraudación), sin que esto le afecte en las percepciones y la opinión pública. Es decir, Andrés Manuel, parece ya por momentos imparable para la Presidencia de la República.

 

http://www.redpolitica.mx/sites/default/files/amlo_frases_inte.jpg PIE DE FOTO: En el 2006, cuando le soltó aquella frase lapidaria a Vicente Fox diciéndole “cállate chachalaca”, de inmediato Andrés Manuel resintió una sustancial bajada en las encuestas.

 

Una comparativa interesante, es el hecho de que en el año 2006, cuando le soltó aquella frase lapidaria a Vicente Fox diciéndole “cállate chachalaca”, de inmediato Andrés Manuel resintió una sustancial bajada en las encuestas. Más adelante vendría también aquella polémica declaración en la que diría: al diablo con las instituciones. En estos casos la percepción pública iba cambiando, Andrés Manuel se equivocaba y pagaba caras las facturas de estos errores en las encuestas. Ahora la situación es increíblemente diferente. Tal es el hartazgo de la sociedad, que Andrés Manuel puede equivocarse en lo políticamente correcto de sus declaraciones, puede no contestar las preguntas en el debate presidencial, puede ofrecer propuestas sin tanto fondo, pero a pesar de todo lo anterior, continuar arriba en las encuestas y con una percepción ya favorable del electorado. Donald Trump vivió momentos muy similares durante su campaña presidencial, basta recordar en enero del 2016 cuando declaró que él “podría disparar a gente en la Quinta Avenida y no perdería votos”. Lo habían atacado ya tanto en los medios, habían dicho ya tantas cosas de él, que ya sus polémicas declaraciones, no le quitaban votos, aunque por otra parte, también tenía mucho que ver nuevamente con el cansancio de la sociedad harta de los políticos tradicionales.

 

https://mt.brightspotcdn.com/dims4/default/ebc1873/2147483647/thumbnail/800×450%5E/quality/90/?url=https%3A%2F%2Fmt.brightspotcdn.com%2F0b%2Fcc%2F4cb2f4a749a9b8b888e240abf3b8%2F26.jpg PIE DE FOTO: Tal es el hartazgo de la sociedad, que Andrés Manuel puede equivocarse en lo políticamente correcto de sus declaraciones, puede no contestar las preguntas en el debate presidencial, puede ofrecer propuestas sin tanto fondo, pero a pesar de todo lo anterior, continuar arriba en las encuestas y con una percepción ya favorable del electorado.

 

¿ES YA IMPARABLE? LOS EMPRESARIOS MÁS PODEROSOS PARECEN CREER QUE YA NO HAY VUELTA ATRÁS.

 

Tal parece que sí, a juzgar por el comportamiento que están teniendo específicamente las cúpulas empresariales, por ejemplo, Alejandro Ramírez (CINEPOLIS), quien encabeza el Consejo Mexicano de Negocios, se sabe que ha tenido reuniones con funcionarios federales de primer nivel, para presionar a nombre de los empresarios más poderosos de México, con el objetivo de que ante el eventual triunfo de Andrés Manuel López Obrador, pudiera haber una declinación del candidato José Antonio Meade (PRI) a favor de Ricardo Anaya (PAN). Dicho de otra manera, los dueños del dinero en México, están tan seguros de que ya nada detiene a Andrés Manuel que están pidiendo que forme una gran coalición en su contra.

 

EL EFECTO CUCARACHA… O EL MAGNETISMO DEL TRIFUNO.

 

http://www.pinos.mx/_/rsrc/1450578351492/gobiernos/presidente-vicente-fox/Presidente%20Vicente%20Fox.jpg PIE DE FOTO: “El efecto Fox” en el año 2000.

 

En el año 2000 se le llamó “el efecto Fox”. Era esa tendencia que provocaba la fuerza de Vicente Fox como candidato presidencial y que arrastró como la inercia de una ola a millones de votos para otros candidatos a puestos de elección popular permitiéndoles ganar más que por un mérito propio, como un efecto del triunfo de Vicente Fox. Algo muy similar esta pasando ahora. La fortaleza de Andrés Manuel en las encuestas, le ha permitido que cada vez más se vayan sumando personajes a su campaña. Por ejemplo el Partido Verde apoyándolo de facto en Chiapas y en otros lugares, o Santiago Nieto (ex fiscal) sumándose a su campaña. Hay casos encomiables y otros vergonzoso, que en realidad se parecen más al “efecto cucaracha”, esa tendencia como ocurre con los delincuentes, de salir del lugar donde hay riesgo para meterse en donde no lo hay. Caso ejemplar el de Manuel Espino, ex dirigente del PAN que apoyó a Felipe Calderón y combatió a AMLO en 2006. Luego en 2012 se salió del PAN para apoyar a Enrique Peña Nieto. Ahora en 2018, éste personaje está sumándose a la campaña de Andrés Manuel. El caso es que estas tendencias van provocando que cada vez más personas se sumen a la campaña generando un efecto en espiral que además de compartir una sensación de ser invencibles, antoja a que muchos que quieren estar con el ganador, se atrevan a dar el brinco.

 

https://i0.wp.com/qsnoticias.mx/wp-content/uploads/2018/05/Manuel-Espino.jpg?fit=1047%2C721&ssl=1 PIE DE FOTO: Manuel Espino, ex dirigente del PAN que apoyó a Felipe Calderón y combatió a AMLO en 2006. Luego en 2012 se salió del PAN para apoyar a Enrique Peña Nieto. Ahora en 2018, éste personaje está sumándose a la campaña de Andrés Manuel.

 

El pasado 24 de mayo, Luis Ernesto Derbez, panista, declaró en entrevista que “el tiempo para crecer en las preferencias electorales y alcanzar a Andrés Manuel López Obrador simplemente ya se acabó… Francamente, yo esperaba muchísimo más de Ricardo Anaya. Yo esperaba que Ricardo en esta ocasión dejara en claro para todos los mexicanos por qué puede y debe ser presidente de México… Tuvo que haberse arriesgado muchísimo más, haber hecho propuestas mucho más audaces”.

 

https://www.altonivel.com.mx/wp-content/uploads/2017/05/Luis-Ernesto-Derbez.jpg Luis Ernesto Derbez, panista, declaró que “el tiempo para crecer en las preferencias electorales y alcanzar a Andrés Manuel López Obrador simplemente ya se acabó”.

 

En la política como en la vida, lo único cierto, es lo que ya pasó, decía Ruíz Cortines. Sin embargo, la suma de los elementos con los que hoy en día se cuenta, hacen pensar que ésta tendencia es ya poco reversible y nos dan una mayor certeza de que Andrés Manuel, ahora sí, a la tercera, será la vencida para él y será Presidente. El agregador de encuestas Oraculus lo tiene con un 45% de la preferencia electoral y en el mercado de apuestas lo tiene con el 76% de preferencia. De seguir esto así, AMLO ahora sí parece imparable. Al tiempo.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.