Como si fuera un juego de es-pías, miles de migrantes yucatecos que radican sin papeles en Estados Unidos trazaron estrategias para evitar ser ubicados, detenidos y finalmente deportados por agentes policiacos dedicados a cazarlos por órdenes del presidente Donald Trump, entre ellas pasarse la voz y optar por los apartados postales en vez de domicilios, para no estar en el sitio equivocado en el momento equivocado.

Los casi 180 mil migrantes yucatecos enviaron en 2016 a la entidad 143 millones de dólares, y de enero a la fecha sólo han sido deportados 44 paisanos. Por lo pronto, integraron una red de informantes que avisa cuándo y dónde arribarán policías y elementos de la migra. De esta forma los boxitos se ocultan, se protegen y, en la mayoría de veces, se quedan en sus casas. En otras palabras, tratan de volverse invisibles.

A la fecha, la estrategia ha dado resultados en Los Ángeles, San Diego y San Francisco, en California; en Las Vegas, Nevada, y un poco menos en Chicago, Illinois. El presidente de la Federación de Clubes de Yucatecos del Norte de California, Ángel Granados Ontiveros, dijo que los migrantes ya tomaron previsiones para evitar ser deportados y reforzaron sus comunicaciones para informar sobre los puntos en los que se ubican retenes de migración.

Aceleran envíos de remesas

Es como armar un plan escudo en torno de los migrantes yucatecos. Les recomendamos ir del trabajo directo a la casa, evitar grandes actividades de esparcimiento y aumentar los montos de las remesas, dijo el dirigente.

También les pedimos portarse bien, ocultar los tatuajes, quitarse los aretes, porque el presidente Donald Trump considera que esto es una señal de pandillas; también se han aplicado medidas para estar comunicados y dar aviso sobre la presencia de retenes de migración, y pasar la voz para que la gente se aleje de esos lugares, señaló.

Una base importante es que los yucatecos envíen con frecuencia dinero a sus familias pues, de ser deportados, los dólares ya estarán en Yucatán, dijo Ángel Granados.

La presidenta de la Federación Yucateca de California, Gladys Pinto Muñoz, reportó que los paisanos indican que van de sus empleos en forma directa a sus casas y extreman cuidados al manejar para no violentar leyes de tránsito.

La mayoría de los migrantes evita actividades de esparcimiento y tomar bebidas alcohólicas en lugares públicos; las personas que cuentan con licencia de conducir, aunque no tengan documentos migratorios en regla, cambian las direcciones de sus casas en el Departamento de Motores y Vehículos para optar por apartados postales, afirmó en entrevista.

Agregó que se incrementaron los paisanos que buscan obtener la credencial de elector que el Instituto Nacional Electoral otorga en los consulados de México en ciudades estadunidenses.

En días recientes, al instalarse el grupo de coordinación local de la estrategia Somos Mexicanos, programa federal para atender a migrantes deportados, Dalia García Acoltzi, la responsable del mismo, informó que hasta 2016 Yucatán ocupó el penúltimo sitio en repatriados, con 406.

La directora del Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya del gobierno estatal, Rosario Cetina Amaya, explicó que colabora con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social para dar herramientas a los migrantes repatriados y fomentar el autoempleo.

Informó que la mayoría de los 180 mil migrantes yucatecos se ubican en San Diego, San Francisco, Los Ángeles, Las Vegas y Chicago, la mayoría provenientes de municipios mayas como Tekax, Cenotillo, Mama, Motul, Oxkutzcab, Akil y Muna.

En cuanto a fallecidos, Cetina Amaya dijo que el año anterior 16 migrantes yucatecos murieron en Estados Unidos, uno al intentar cruzar la frontera. En 2017 una persona oriunda del pueblo de Akil murió ahogada en un río de la población fronteriza San Mateo, California. Las autoridades investigan para conocer los hechos y aclarar si la muerte fue por accidente u homicidio.

A raíz de las deportaciones masivas ordenas por Tump, los migrantes yucatecos incrementaron sus inversiones en patrimonio y en comercios en pueblos como Oxkutzcab y Cenotillo, de donde han emigrado más de 10 mil personas. El alcalde de Cenotillo, Domingo Navarrete Medina, informó que en las últimas semanas las remesas enviadas se traducen en la construcción de viviendas, cuartos y algunas comodidades en casas.

El presidente municipal de Oxkutzcab, Raúl Romero Chel, aseguró que en las últimas semanas los migrantes oriundos de ese lugar aumentaron inversiones en restaurantes, en parcelas y en tiendas de diversos artículos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.