19.6 C
Mexico City
jueves, febrero 22, 2024

DETRÁS DE LAS REJAS A LA LIBERTAD: LAS CLAVES DEL CASO EMILIO LOZOYA

Emilio Lozoya, el exdirector de Pemex durante...

AMLO CONFIESA: ZALDÍVAR INFLUENCIABA A JUECES POR SOLICITUD PRESIDENCIAL

En una sorprendente revelación, el presidente de...

AMLO GARANTIZA: ELECCIONES LIMPIAS Y LIBRES BAJO SU GOBIERNO

En una firme declaración durante su conferencia...

«NO ME LEVANTO PENSANDO CÓMO JODER A MÉXICO»: EPN

Nacional"NO ME LEVANTO PENSANDO CÓMO JODER A MÉXICO": EPN

Al defender su labor y propósito de gobierno y la de sus antecesores, el presidente Enrique Peña Nieto aseguró: «ningún presidente se ha levantado (cada día) pensando cómo joder a México, sino cómo hacer para que al país le vaya bien».

Abordó interrogantes sobre el PRI y dijo no recordar alguna alusión -como le señaló quien hizo la pregunta- en la cual haya ubicado en algún momento al ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, como ejemplo del nuevo PRI.

En cambio, se extendió en asegurar que cada actor político, no importando su partido, «es responsable de sus actos».

Ese caso y el de otros políticos señalados, dijo también, las autoridades de procuración de justicia y del Poder Judicial determinarán lo que corresponda.

Sin embargo, volvió a defender al partido en el que milita al asegurar que el PRI vive una renovación interna con un entreveramiento de generaciones.

Peña Nieto insistió además en que «el país está creciendo» porque así lo demuestran «los indicadores más importantes», la mayoría de los cuales -dijo- resultan francamente positivos y muy contrastables con el mismo período de la administración anterior.

Peña Nieto respondió a diversas interrogantes de los convocados al Foro Impulsando a México del grupo financiero Interacciones. Y aquellas fueron de orden político y económico.

Así, además de mostrarse reacio a apoyar la segunda vuelta electoral y reiterar la aceptación de su apresuramiento en la decisión de recibir aquí al candidato republicano Donald Trump en agosto pasado, Peña Nieto asumió también que «aún no estoy satisfecho en materia de seguridad».

Para el mandatario es evidente que en el sexenio pasado creció la criminalidad notablemente y que en estos años ha habido una regresión real en las tendencias porque, mientras en 2012 había 23 homicidios en promedio por cada cien mil habitantes, «hoy tenemos 17, pero no hemos logrado romper esa barrera».

Confió entonces en que en los dos años que aún restan a su administración den espacio para consolidar la tendencia decreciente en los índices de criminalidad.

Y en materia económica subrayó que sin querer ser autocomplaciente, pues a final de cuentas cada quien tiene su opinión sobre el gobierno, su administración, insistió, ha «fincado, construido y edificado para un mejor futuro».

Otro contenido